¿Sabe usted cuándo una persona pierde su derecho a heredar? En otras palabras, ¿Cuándo se es indigno de suceder a una persona?

Toda persona a quien la Ley no haya declarado indigna será digna de suceder; ello establece el código civil colombiano en su artículo 1018.

Pero ¿Cuándo y porqué se declara a una persona indigna de suceder?

La Corte Suprema de Justicia nos responde este interrogante con su definición:

“La indignidad sucesoral es una sanción legal o una pena de carácter civil que priva al heredero o legatario, que incurra en cualquiera de las conductas u omisiones descritas en los artículos 1025 a 1029 del Código Civil, del derecho a recoger la asignación que le ha sido deferida con respecto al causante(SC-4540-2020).

Ahora bien, al respecto lo que haría falta por distinguir sería cuáles son esas conductas u omisiones descritas en los artículos 1025 a 1029 del C.C que privan a una persona de la posibilidad de suceder a otra.

Comenzando con el artículo 1025 del C.C tenemos que una persona es indigna de suceder al difunto como heredero o legatario cuando básicamente:

  1. Ha cometido el crimen de homicidio en la persona del difunto o ha intervenido en este crimen, o la dejó perecer pudiendo salvarla.
  2. Cometió atentado grave contra la vida, el honor o los bienes de la persona de cuya sucesión se trata, o de su cónyuge o de cualquiera de sus ascendientes o descendientes.
  3. El consanguíneo dentro del sexto grado no la socorrió pudiendo.
  4. Por fuerza o dolo obtuvo alguna disposición testamentaria del difunto o le impidió testar.
  5. Dolosamente ha detenido u ocultado un testamento del difunto.
  6. Abandonó sin justa causa a la persona de cuya sucesión se trata, estando obligado por ley a suministrarle alimentos.
  7. Ha sido condenado con sentencia ejecutoriada por la comisión de alguno de los delitos contemplados en el Título VI Capítulo Primero del Código Penal, siendo el sujeto pasivo de la conducta la persona de cuya sucesión se trata. Y finalmente,
  8. Abandonó sin justa causa y no prestó las atenciones necesarias al causante, teniendo las condiciones para hacerlo, si este en vida se hubiese encontrado en situación de discapacidad.

Por su parte, es también indigna de suceder quien: (i) “Siendo mayor de edad no hubiere denunciado a la justicia, dentro del mes siguiente al día en que tuvo conocimiento del delito, el homicidio de su causante […]” (art. 1026 c.c), (ii) Siendo ascendiente o descendiente de persona incapaz que funge como causante no haya pedido que se le nombrara un tutor o curador (art. 1027 c.c), (iii) Siendo nombrado por el testador como tutor, curador o albacea se excusare sin causa legítima (art. 1028) y, por último (iv) […] “Quien haya prometido al difunto hacer pasar sus bienes o parte de ellos, bajo cualquier forma, a una persona incapaz” (art. 1029).

Por otro lado, tal como se mencionó al principio de este artículo la indignidad es una figura que por ley debe ser declarada, por ello resulta indispensable señalar al respecto el artículo

1031 del código civil, el cual nos dice que la indignidad si no es declarada en juicio a instancia de cualquiera de los interesados en la exclusión del heredero o legatario indigno no produce efecto alguno y que, una vez declarada es obligado el indigno a la restitución de la herencia o legado con sus accesiones y frutos.

Por último, vale la pena agregar que ésta es una sanción legal que en primer lugar puede ser perdonada, siempre que, posteriormente a los hechos que la producen el difunto le haya dejado cierta asignación por testamento al indigno (art. 1030 c.c) y, en segundo lugar, puede ser purgada, esto de acuerdo con el art 1032 del código civil, sólo en diez años de posesión de la herencia o legado.

Share and Enjoy !

0Shares
Categorías: Law Tips

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *