La constitución de toda sociedad no solo implica conocimientos de LEX ARTIS, es decir, conocimientos técnicos en un arte u oficio.

La constitución de una sociedad implica, de acuerdo con el tipo societario que se emplee, ANÓNIMA, LIMITADA, POR ACCIONES SIMPLIFICADAS, EN COMANDITA, ETC., una suma de responsabilidades y obligaciones para con terceros (Estado, clientes, proveedores, colaboradores y trabajadores) que no podrán ser superadas, si las fuerzas de poder internas de cada sociedad no están alineadas.

Recientemente uno de nuestros clientes empresariales, consulto a nuestro despacho lo siguiente:

  • Soy socio de la empresa X+V S.A.S., junto con la esposa de un amigo, quien siempre ha sido la representante legal de la compañía. Ella, desde hace dos años, me impide ingresar a la empresa, cambio las claves de los correos electrónicos, del usuario en la DIAN y de la cámara de comercio. No me entrega informes y no responde mis llamadas. Solo me dice por mensajes que no hay ventas. Algunos trabajadores me informan que quieren quebrar la empresa porque constituyo, con su esposo, “mi amigo”, otra empresa con los mismos servicios que ofrecemos, y por medio de la cual están facturando. Aunque emplean los trabajadores y equipos de la empresa de la cual soy socio. ¿Qué puedo hacer?

La situación expresada por Camilo no es única, y seguramente no será la última que tendremos que acompañar.

Lo primero que debemos decir, es que no existe una fórmula mágica para determinar con que personas podemos o no asociarnos, y tampoco podemos afirmar que sea malo constituir una sociedad, pues la sociedad NO es negativa por sí misma, sin embargo, es importante fijar unos criterios básicos que nos permitan tener mayor acierto al momento de constituir una sociedad o invertir en ella. 

  • Compatibilidad ética.
  • Comunicación asertiva.
  • Dominio de un arte técnico que agregue valor a la sociedad.

No todo amigo es buen socio, ni todo socio debe ser un amigo. Aunque es preferible perder un socio y no un amigo. Por tanto, las sociedades no necesariamente deben ser constituidas con amigos, se necesita mas que eso para constituir una sociedad.

Antes de incursionar en los anteriores criterios, es importante tener claro el concepto de EMPRESA O SOCIEDAD, de acuerdo con la legislación colombiana.

El articulo 98 del Código de Comercio, si bien, no define legalmente el termino empresa de forma taxativa, si lo establece mediante la denominación de contratado de sociedad.

Artículo 98. Contrato de sociedad – persona jurídica. Por el contrato de sociedad dos o más personas se obligan a hacer un aporte en dinero, en trabajo o en otros bienes apreciables en dinero, con el fin de repartirse entre sí las utilidades obtenidas en la empresa o actividad social.

La sociedad, una vez constituida legalmente, forma una persona jurídica distinta de los socios individualmente considerados.

De lo anterior podemos afirmar lo siguiente:

  1. Para ser socio o accionista (el termino cambia de acuerdo al tipo societario que se constituya) NO es indispensable que trabajes en la empresa, puedes ser socio, por haber invertido dinero en ella. Aunque de forma facultativa puedes ser inversionista y trabajador o cumplir solo uno de estos roles.
  2. Toda sociedad se constituye con el objetivo de recibir dividendos, respecto al dinero, tiempo o maquinaria invertida.
  3. Toda sociedad es una persona jurídica (art 633 código civil colombiano), siempre que este constituida. Es un ente abstracto y ficticio, sin cuerpo; con personalidad y personería jurídica diferente a sus creadores. Lo cual implica que el patrimonio de la empresa es diferente al patrimonio que pueda tener cada uno de sus socios.

Tener presente que, de acuerdo con el tipo de sociedad que se constituya, el patrimonio personal de cada socio se puede ver afectado por los daños que esta sociedad cause a otras personas.

Si bien es cierto, el articulo 98 del Código de comercio colombiano establece que la empresa se crea con dos o más personas mediante el cual se obligan a hacer determinado aporte y función. No es menos cierto que la ley 1258 de 2006 creo la sociedad por acciones simplificadas, por medio de la cual se habilito en Colombia la constitución de una sociedad unipersonal, es decir, sin la necesidad de un socio.

Recuerden mis queridos lectores, tener socio no siempre es la mejor opción, y no tenerlo tampoco.

Todo dependerá de lo que desees, el tipo de razón social que emprendas y el objeto social que desarrolles, no es lo mismo una empresa de servicios a una de productos. Solos llegaran mas rápido y juntos llegaran más lejos. Todo dependerá que lo que desees.

Dicho lo anterior, hablaremos de los criterios básicos que debemos tener en cuenta al momento de constituir o ser parte de una sociedad.

COMPATIBILIDAD ÉTICA

En muchos seminarios, libros y podcast se habla de la importancia de emprender y de las cualidades que se requieren para ello, como el liderazgo, las ventas, la eficiente administración del tiempo, el trabajo en equipo, etc. Sin embargo, muchos autores dejan de lado el eje central, la piedra angular que unifica el camino de distintas personas entorno a una misma misión o labor.

Si los integrantes de un equipo o sus lideres fundadores no poseen los mismos principios éticos y morales, no durará mucho la sociedad. Podrán ser los mejores expertos y mas reconocidos en sus áreas de forma individual, pero no tendrán éxito en una sociedad, si sus socios no tienen los mismos principios éticos y morales no alcanzaran la estabilidad empresarial. Podrán tener trabajadores, personal de confianza, incluso inversionistas, pero no socios.

Como dato, Según el estudio de Confecámaras publicado en el año 2017, sobre supervivencia empresarial, el 60% de las empresas emergentes en Colombia se quiebra antes de cumplir cinco años de vida, de las cuales el 98% son microempresas. Es decir, que solo 4 de cada 10 emprendimientos sobreviven a la etapa de posicionamiento inicial en el mercado nacional.

De hecho, de acuerdo con esta misma investigación solo en el primer año tienden a desaparecer entre el 20% y el 30% de las empresas nacientes, por lo que de las 88.406 empresas que se registraron en la Cámara de Comercio de Bogotá en el año 2017, a finales del año 2018 muy probablemente cerrarán 22.100 y, en el año 2022, concluidos los cinco años de existencia, solo 35.362 negocios seguirán funcionando.

La falta de organización, una estrategia clara en el desarrollo del objeto social, la carencia de asesoría en lo jurídico, lo contable, en ventas, en administración y trabajo de equipo influye, sin embargo, lo realmente determinante son las luchas de poderes, de jerarquía y egos al interior de los miembros socios de la empresa. 

Ahor bien, recordemos que ética, es la disciplina filosófica que estudia el bien y el mal, sus relaciones con la moral y el comportamiento humano. Y si bien, lo anterior es bastante subjetivo. La moral nos guiara, como quiera que, es el conjunto de costumbres, normas y principios que se consideran buenas para dirigir o juzgar el comportamiento de las personas en comunidad, están variaran de acuerdo con la comunidad en que estemos. Si mi comunidad considera bueno procrastinar, seguramente me sentiré a gusto en ella, de lo contrario, estaré siempre inconforme y abatido en donde me encuentro.

Existen empresas en las cuales es permitido y tienen como principios, vender o vender, no importa cómo, ni que herramientas o estrategias se empleen, la meta es vender y su principio es “todo está permitido, mientras no infrinja la ley” aquí usualmente surge el engaño para con el consumidor.

En otras empresas, aunque mantengan la misma meta, vender, sus principios son, solucionar lo que el cliente busca. Y así podríamos seguir dando otros tantos ejemplos en el área contable, con la inflación de precios a proveedores vs la calidad real ofrecida. El engaño constante para con sus trabajadores, cuando les manifiestan que no hay ganancias y por tanto no les aumentaran el salario, pero los directivos derrochan exageradamente las utilidades.

Acá no se plantea la discusión del porque los directivos en una empresa ganan más que los operarios, cuando estos aparentemente trabajan más horas en la empresa o más días que aquellos, ese es otro debate, que seguramente abordaremos en otra ocasión.  Sin embargo, podemos anticipar que esto se debe al grado de responsabilidad que unos tienen respecto a otros.

En conclusión, si tu socio no tiene los mismos principios rectores éticos que los tuyos, podrán tener las mismas aspiraciones empresariales y deseos económicos que los tuyos, pero tarde o temprano se romperá la relación y cuando esto sucede, sucede por razones económicas.

COMUNICACIÓN ASERTIVA.

Indispensable. Frente a la comunicación, debemos manifestar que no solo se debe ser claro en lo que se desea, espera o busca con determinada acción. Se debe ser claro al expresar que NO se quiere, con la misma intensidad que se expresa lo que si se desea.

Hace algunos meses, le manifesté a mi socia, “pasé por la notaría”. ¿No te entregaron las escrituras? Ella entendió, que yo había ingresado a la notaría y no me habían entregado las escrituras. Cuando lo que realmente paso, fue que, pasé en mi carro por la calle donde se encuentra la notaría y recordé, que ella tenía un trámite pendiente allí, por tanto, quise preguntarle como iba ese asunto.

No podemos perder de vista quien es nuestro interlocutor en una comunicación asertiva, su origen, su cargo, el rol que desempeña, su grado de escolaridad, el tono y el timbre de nuestra voz, el estado emocional en que se puede encontrar nuestro receptor, en general, todo el contexto de la persona con quien se está dialogando.

Lo anterior, no por un llamado a la egolatría, esto obedece a que, cuando utilizamos las mismas jergas, expresiones o términos con nuestro interlocutor, creamos un efecto espejo, lo cual nos permitirá tener mejor receptividad en el mensaje que deseamos transmitir.

Empeñarnos en una eficiente comunicación, será la diferencia en el éxito de nuestras relaciones personales.

DOMINIO DE UN ARTE TÉCNICO QUE AGREGUE VALOR A LA SOCIEDAD.

Si estamos constituyendo una empresa desde cero. Lo mejor y mas aconsejable es que aportemos conocimiento desde la experticia técnica que tengamos.

Aunque hallamos invertido dinero y no deseemos ser trabajadores o estar en la nomina de la empresa, debemos derramar nuestro conocimiento desde la aventura y el redescubrimiento de nueva información, y no desde la prepotencia de superioridad que caracteriza a ciertos individuos cuando acumulan algo de información por el paso de los años.

Esto permitirá tener un crecimiento mas acelerado en el desarrollo empresarial de nuestra sociedad y permitirá tener nuestras mentes abiertas y vigilantes a los cambios sociales que agitadamente nos impulsan a implementar nuevas estrategias.

Frente a nuestro cliente camilo, podemos decir que ya se realizo una audiencia de conciliación inicial ante la SUPERINTENDENCIA DE SOCIEDADES y estamos en la etapa de auditoria para determinar que es lo que ocurre con la compañía.

La legislación colombiana entrega a los ciudadanos a través del código general del proceso, el código de comercio, el código penal y la ley 222 de 1995, herramientas judiciales como los procesos ejecutivos de hacer, de no hacer; la rendición de cuentas provocadas, la remoción del representante legal, la tasación de perjuicios, procesos declarativos por responsabilidad civil, competencia desleal o desviación de clientes y finalmente la disolución del ente societario.

Antes de constituir una sociedad, revise todas las variables, confeccione unos estatutos societarios que se adapten a sus principios éticos, a su visión empresarial y, particularmente, que proteja su patrimonio, previendo litigios futuros con socios o trabajadores.

POR FAVOR, no se haga el daño de solo descargarlos de internet. No todas las empresas son iguales, aunque tengan el mismo tipo societario y realicen las mismas actividades económicas.

Asesórese de expertos con trayectoria y conocimiento que le brinden confianza.

Share and Enjoy !

0Shares
Categorías: Empresarial

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *